El sumo en la historia de los videojuegos

hace 2 años

Descubre la larga y demasiado discreta trayectoria de esta tradicional lucha japonesa en los videojuegos.

El sumo es un deporte de lucha tradicional originario de Japón y que se practica principalmente en ese país. Curiosamente, como el propio deporte, los videojuegos de sumo se han desarrollado principalmente, y durante los años en los que no existían los juegos online, en el país nipón. En el resto del mundo los videojuegos de lucha trataban deportes como el boxeo, la lucha libre o la lucha callejera, y lo más cercano a la cultura asiática era el karate.

El primer videojuego de lucha sumo se pudo jugar en Arcade y apareció en 1984. La compañía japonesa Technos Japan Corporation, ahora desaparecida, fue la que creó y distribuyó el juego llamado Shusse Ōzumō pero tan solo lo hizo en Japón. Más tarde, el juego ha sido adaptado por Arcade Archives a la plataforma PlayStation 4. El objetivo del juego, como el del deporte, era empujar al oponente fuera del ring, la diferencia es que no se trataba realmente de un campeonato sino que se dividía en tres combates y había que ganar al menos dos para poder seguir en el juego.

Al ser un juego distribuido únicamente en Japón, el único idioma disponible era el japonés. De hecho, el título del juego está también en japonés y la palabra Ōzumō u Oozumou significa sumo en ese idioma. Sin embargo en 1985, gracias al ordenador doméstico de ocho bits Commodore 64, se pudo jugar en Estados Unidos y Europa al juego Sumo Wrestlers distribuido por la empresa australiana Home Entertainment Suppliers (HES).

En 1987 la corporación japonesa de videojuegos Tecmo desarrolló lo que sería el primer juego de una muy pequeña serie de videojuegos con temática sumo; el Tsuppari Ōzumō. Este juego se hizo para la videoconsola de ocho bits Nintendo Entertainment System (NES) y, de nuevo, solo se distribuyó en su país de origen. En 2007 el juego se puso a disponibilidad de los usuarios para Wii en la Consola Virtual de Nintendo; un servicio de descarga de videojuegos clásicos para las videoconsolas modernas Wii, Nintendo 3DS y Wii U.

Desde 2014 está también disponible para la Wii U. Y en 2009 llegó a Estados Unidos con el nombre Tsuppari Ōzumō Wii Heya - Eat! Fat! Fight! para Wii. En Tsuppari Ōzumō el jugador puede crear su propio luchador sumo para entrenarle y competir con él en los diferentes torneos con el objetivo de conseguir el título de Yokozuna, que es el más alto rango que puede alcanzar un luchador sumo.

Nintendo sacó varios juegos más de sumo para su consola NES y en 1992, dos años después de que lanzara su exitosa y famosa Super Nintendo, sacó el juego Ōzumō Tamashi para esta última consola y distribuido por Takari. Una vez más, este juego solo fue distribuido en Japón, pero por esa misma época, en 1993, Sumo Fighter fue lanzado en Estados Unidos para Game Boy, desarrollado por la japonesa Kindle Imagine Develop (KID) y publicado por I’Max de la misma nacionalidad. En Japón había salido dos años antes, en 1991.

Además, la historia de este juego iba más allá de los clásicos combates para ganar un campeonato: el personaje principal, Bon-chan (Bontaro Heiseiyama en su versión nipona), va a Kyoto para salvar a Kayo y en su viaje va ganando experiencia y creciendo como luchador sumo a base de combatir con los obstáculos que se encuentra y de recoger power-ups.

Más allá de la NES, la Super Nintendo y la Game Boy, Nintendo sacó el juego 64 Ōzumō en 1997 y su secuela en 1999 para la Nintendo 64. Este juego simulaba varios aspectos de la vida de un luchador sumo, incluyendo dietas y entrenamientos, pero tan sólo vio la luz en Japón.

A parte de las plataformas de Nintendo, se han dado juegos de sumo para consolas SEGA y PlayStation. En 1993 se convirtió en videojuego la serie anime Aah! Harimanada que había sido inspirada por el manga de Kei Sadayasu de 1991 del mismo nombre. El videojuego fue desarrollado y lanzado por SEGA para su consola Sega Game Gear y más tarde para Sega Mega Drive. PlayStation se unió a los juegos de la lucha característica de Japón a partir de 2000 cuando lanzó en el país nipón el juego llamado Nippon Sumō Kyōkai distribuido por Konami y para la PlayStation 1, aunque más tarde lo adaptó para PlayStation2. Un año más tarde también integró el deporte en su serie de videojuegos Simple 1500 Series Vol. 58: The Sumo.

Y, por último pero no por ello menos importante, este año 2015 Spritted ha lanzado su peculiar y divertida versión de este deporte centenario. Wrestle Jump: Sumo Fever pone a prueba tus habilidades como luchador sumo y homenajea la larga, aunque discreta, trayectoria de los videojuegos de sumo.

Artículo escrito por Paula Gil Alonso.

Comentarios

¿Qué opinas de este juego? ¿Eres un crack? ¡Exprésate!