Arkanoid, Steve Jobs y el arte de romper bloques

hace 1 año

Descubre la historia, la evolución y todas las variantes del Arkanoid.

¿Os acordáis de aquellas tardes jugando a romper bloques con Arkanoid? ¿Sabiáis que Steve Jobs tiene algo que ver con este videojuego? Descubre la historia, la evolución y todas las variantes modernas del juego que marcó la infancia de los niños de los 80 y 90.

Todos hemos jugado alguna vez a Arkanoid, ese juego en el que tenías que eliminar la pared de bloques arriba de la pantalla con una pelotita que iba rebotando en la plataforma que tú ibas controlando y moviendo. Esa plataforma era la nave espacial Vaus que se había desprendido de su nave nodriza Arkanoid después de que ésta fuera destruída, y tenía como objetivo vencer al villano espacial Doh pasando antes por las diferentes pantallas que iban aumentando el nivel y la dificultad. ¿Lo recordáis verdad? ¡Todo un clásico del arcade! Ahora bien, ¿a que no sabiáis que Arkanoid se basó en un juego anterior creado por los padres de Apple? Así es, las mentes prodigiosas de Steve Jobs y Steve Wozniak están detrás de esta sencilla pero muy triunfadora idea, sin embargo su versión del juego no fue la que enamoró a millones de jugadores alrededor del mundo.

Fue la empresa japonesa Taito la que desarrolló y comercializó Arkanoid en 1986 y la que consiguió popularizarlo. Tanto es así que el mismo año de su salida a mercado ganó la medalla de plata de los Gamest Awards en Japón por ser uno de los 4 mejores juegos de la época. Gracias a su éxito se realizaron 5 secuelas del mismo juego. Sin embargo, Arkanoid es una versión mejorada de la creación de Jobs y Wozniak: Breakout.

Diez años antes de Arkanoid, el fundador y el co-fundador de la empresa que nos ha traído el iPhone, el iPod y el iPad, fueron contratados por Atari para desarrollar y dar vida a este videojuego ideado por Nolan Bushnell y Steve Bristow. Breakout estaba inspirado en el clásico videojuego Pong. Aquel juego que simulaba una partida de ping-pong, fue el primero que se comercializó masivamente y también fue obra de Bushnell para Atari. Breakout pretendía ser su versión mejorada y para un solo jugador. Y efectivamente lo consiguió, pero no se perfeccionó lo suficiente como para triunfar. O por lo menos no tanto como Arkanoid.

El videojuego de Taito integró novedades y mejoras que hicieron que tuviera más éxito y que ahora lo veamos como el referente. La nave Vaus podía conseguir power ups al recoger los trozos de bloque que destrozaba, por lo tanto daba más posibilidades al jugador y aportaba originalidad. Además, giraba entorno a una historia concreta y un objetivo fijo: acabar con Doh. Seguramente esto hizo que los usuarios adherieran al juego con más facilidad.

Con los años, Arkanoid ha ido evolucionando y la simple idea de derribar bloques ha crecido y se ha desarrollado. Se han hecho miles de versiones y de juegos inspirados en el concepto. Un concepto muy simple pero con mucha garra. Entre esos juegos inspirados en el clásico de arcade está nuestro Sweet Crusher. La idea es la misma; tienes que derribar los ladrillos, pero esta vez no estás en el espacio ni son ladrillos comunes. ¡Son comestibles! Diviértete rompiendo los dulces y disfruta de las pantallas llenas de color y azúcar.

Artículo escrito por Paula Gil Alonso.

Comentarios

¿Qué opinas de este juego? ¿Eres un crack? ¡Exprésate!